ideando

villa amalia

Posted in amor, arte, cine, el sentido de la vida, felicidad, feminismo, filosofía, igualdad by isa1313 on julio 3, 2010

Hace un par de años, en uno de nuestros cursos de coaching estábamos recortando fotos de revistas que nos inspiraran la visión de la empresa en la que trabajo. Nada más empezar tuve un impulso de recortar esta foto y decidir que esta era la visión para mi vida (si lees ésto, Pablo, ¿ te acuerdas que lo dije?). Desde entonces tengo esta foto pegada en la puerta del frigorífico de mi casa, así que la he visto unas cuantas veces durante estos dos años y muchísimas de esas veces me he parado un momento a pensar en cómo iba la búsqueda de mi visión.

Llevo quizás estos dos años buscando y buscando y cada vez tengo más claro lo que quiero y lo que  no, dónde estoy y hacia dónde quiero ir.

No recuerdo quién, pero alguien me ha dicho esta semana que no hay casualidades. Bueno, pues casualidades o no, hoy he visto la foto de la publicidad de la película Villa Amalia y he sentido el impulso de ir a verla.

¿ tienen bastante parecido, no?

La peli me ha gustado mucho, me he sentido plenamente identificada con la historia. Una mujer de mediana edad que rompe con todo en su vida y se pone en marcha en búsqueda de no sabe qué. En el camino sufre, por supuesto, pero se encuentra en su soledad consigo misma, con su espacio, con su paz. Encuentra una “choza” en un alto solitario de un pueblo italiano frente al mar, una casita con nada, con   una mesa, una cama, una chimenea y toda la naturaleza para disfrutar.  Que casualidades o no…, llevo un tiempo dando vueltas a esta idea de buscarme algo parecido, hace poco que he empezado a buscarlo y aún no lo he encontrado, pero estoy segura de que lo voy a encontrar.

Busco un lugar en la naturaleza, donde estar en paz y donde pintar, que es lo que más me interesa en estos momentos. Ah, y con chimenea, muy importante.

Y mi madre se llamaba Amalia ……………….

Anuncios
Tagged with: ,

mujeres en el mundo y en España

Posted in feminismo, igualdad, sociedad by isa1313 on noviembre 21, 2009

 

 

 

 

 

 

  Foto de Qué Comunista

 

En julio asistí a una jornada sobre “Producción artística y teoría feminista del arte” impartida por Ana de Miguel, profesora del área de Filosofía Moral y Política en la Universidad Juan Carlos de Madrid.

El tema, el contexto de los últimos 30 años de España y el cambio de papel de la mujer española en tan poco tiempo.

España hace 30 años era el país más atrasado de Europa, muy religioso, muy tradicional, saliendo de una dictadura, donde las mujeres eran también muy tradicionales y con una alta tasa de natalidad.

Hoy, tras pasar estos pocos treinta años, ha habído cambios muy drásticos, Gobierno paritario, Ley de Igualdad, se legaliza el matrimonio entre homosexuales y hay leyes de lucha contra la violencia de género.

El planteamiento de la ponente es que estos cambios han sido provocados por las mujeres, fudamentalmente por una “huelga salvaje de natalidad”, en 1999 España tenía la tasa de natalidad más baja de Europa. Ello nos ha permitido acceder a la vida pública y sobre todo al conocimiento. Las mujeres hemos dejado de ser únicamente seres biológicos para convertirnos además en personas que eligen, el gran paso a la libertad.

Y estamos en una semana en la que ha habido una buena polémica sobre el acceso o no de mujeres a la cúpula europea, reclamando la cuota y mujeres competentes para la misma, finalmente han sido elegidos Herman Van Rompuy (primer ministro belga) como primer presidente permanente del Consejo Europeo, y a Catherine Ashton (actual Comisaria de Comercio en Gran Bretaña) como Ministra de Asuntos Exteriores.

Ambos han sido tachados como “de bajo perfil” y en concreto se dice de Catherine Ashton que ha llegado de rebote a la cabeza de la política exterior europea, que no se le conoce ninguna competencia en política exterior y que su mayor mérito político ha sido conseguir que la Cámara de los Lores aceptara el Tratado de Lisboa.

Hace años yo era un poco rehacia hacia las políticas de paridad, luego mi amigo Pablo me convenció con su tesis de que si no hacemos discriminación positiva los pasos serán demasiado lentos, y ahora convencida de la necesidad de hacer algo activamente para que las mujeres accedamos a puestos de decisión, resulta que Europa elige a una mujer “de bajo perfil”, y yo me pregunto ¿ es cierto que no tiene las competencias necesarias para el puesto? ¿ no hay mujeres preparadas suficientemente en Europa? ¿ con qué objeto ha salido elegida, simplemente para callar las reclamaciones de paridad?

Así estamos en Europa. Y en España es cierto que el avance ha sido enorme en los últimos treinta años, de hecho creo que somos el único país europeo con una ley de paridad 50% hombres 50% mujeres. Seguiremos accediendo a la vida pública y al conocimiento, supongo que finalmente las cosas caerán por su propio peso. 

Mi deseo,  no tener que hablar sobre este tema en pocos años y que esa demanda de igualdad haya pasado a los libros de historia.

Sólo hay cinco paises en el mundo que tienen un 30% o más de sus diputadas en el Parlamento, Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca y Paises Bajos.

arte y feminismo

Posted in arte, feminismo, igualdad by isa1313 on diciembre 24, 2008

zoffany

 

El libro “Women, Art and Society” de Whitney Chadwick comienza con una foto de una pintura de Johann Zoffany, The Academicians of the Royal Academy” (1772), que ha sido icono para la historia del arte feminista desde que Linda Nochlin la utilizó para ilustrar su ensayo de referencia escrito en 1971, “Why have threre been no great women artists?”, en el que considera la escena de conversación retratada como una obra que muestra un aspecto de la discriminación histórica de las mujeres en el arte.

Zoffany presentaba a los académicos reunidos alrededor de un modelo masculino desnudo en una época en que a las mujeres les estaba vetado mirar al hombre desnudo y por tanto también la pintura histórica, el género más prestigioso en la jerarquía de la Academia. Zoffany resolvía el problema de cómo incluir a las dos mujeres que eran miembros fundadores de la Academia, Angelica Kauffmann y Mary Moser, retratándolas en forma de cuadros colgados en la pared (arriba a la derecha).

Siendo estas dos mujeres también artistas y también miembros fundadores de la Real Academia Británica (1768), sin embargo no había lugar para ellas en la conversación sobre arte que estaba teniendo lugar. El pintor las incluye como objetos, no como productoras de arte.

A ninguna mujer le fué permitido ser miembro de la Real Academia Británica hasta 1922 en que Annie Louise Swynnerton fué miembro asociado. Y hasta 1936 no fué elegida una mujer miembro de pleno derecho, siendo la primera Laura Knight.

Tuvieron que pasar 150 años …………….

Tagged with: ,

matrimonios temporales en Irán

Posted in feminismo, igualdad, sociedad by isa1313 on agosto 28, 2008

Se están celebrando en Vitoria unas Jornadas Culturales sobre Irán con un montón de conferencias y la proyección de varias películas iranís.

Ayer asistí a una charla impartida por Sepideh Labani, mujer, iraní, Licenciada en Derecho Público por la Universidad de Bruselas, autora de diversos libros y artículos sobre los movimientos de mujeres en Irán, y que actualmente está preparando una tesis sobre este tema en la Universidad Autónoma de Madrid.

Ella conoce de primera mano la realidad actual iraní ya que, aunque vive fuera del país, viaja todos los años a Irán y reciéntemente ha pasado tres meses allí realizando entrevistas a mujeres muy diversas para su tesis. Nos ha contado un montón de cosas sobre la situación social y política de las mujeres en Irán y algo de lo que he entendido os lo voy a contar, siempre pidiendo disculpas de antemano por cualquier error que pudiera cometer en la informacion que traslado.

Una de las ideas fundamentales es la importancia de la familia, todo gira en torno a la familia. Mientras que la Constitución española se basa en el individuo, la iraní basa toda su legislación en la familia, aspecto interesante cuando analiza la situación de los derechos de la mujer en Irán.

Aunque para que un matrimonio se produzca la mujer debe consentir, sin embargo, es en el ámbito de la familia donde se “aprueba” o no dicho matrimonio. Y curiósamente son las mujeres las que se encargan de ello, se hace una especie de consejo familiar de la mujer que vaya a casarse (con su madre, tías etc…) a las que la madre del novio pide la mano de la novia para su hijo.

Aunque la ley no obliga al matrimonio, sin embargo socialmente la mujer debe estar casada y tener hijos, mientras que un hombre puede elegir estar soltero y no estaría mal visto.

Está permitida la poligamia, por supuesto sólo para los hombres, que pueden tener hasta cuatro mujeres.

También existe la prostitución, aunque no esté permitida. Para burlarla y en favor a los hombres, los musulmanes chiies tienen la posibilidad de realizar matrimonios temporales, con contratos de hasta horas, cuando finaliza el plazo pactado en el contrato, finaliza también el matrimonio.

En cuanto al divorcio, los hombres se pueden divorciar de sus mujeres cuando lo deseen sin tener que aludir ninguna causa, con decir 3 veces “te repudio” es suficiente. Las mujeres, por el contrario, sólo pueden divorciarse por causa de que el marido no mantenga a la familia, por esterilidad y no sé si por alguna otra causa. En cualquier caso, el divorcio está mal visto. Se intenta preservar la familia a toda costa. El resto de la familia intenta convencer a los cónyuges siempre para que mantengan la familia, sea tanto hombre o mujer quien haya solicitado el divorcio. También el juez, que es un religioso, intenta convencer a los cónyuges para que no se divorcien.

En caso de divorcio, los hijos pasan a la tutela del padre, excepto si son muy pequeños (no sé el dato exacto, pero anda en torno de hasta 5 años).

Cuando una mujer se divorcia, bien regresa a casa de sus padres, o se vuelve a casar o, si tiene dinero, se va a otro país. Vuelve a necesitar la autorización de un hombre para viajar, alquilar un piso, buscar un trabajo, etc.., asuntos que, según el nivel social y económico de la mujer, puede resultar muy difícil y le puede crear muchísimos problemas para poder subsistir. Algunas mujeres acceden a matrimonios temporales que puede ser su única posibilidad de subsistencia.

Otro asunto es el de la religión. Aunque predomina la religión musulmana, existen otras religiones permitidas como la cristiana o la judía, existiendo religiones minoritarias no permitidas. Un niño o niña adquire la religión de su padre cuando nace y la mantiene durante toda su vida. Una persona que nace musulmán es musulmán para toda su vida, ser por ejemplo ateo es un crimen, por lo que nadie lo declara.

Como el Gobierno desea que haya el máximo número de musulmanes posible, permite matrimonios entre hombre musulmán y mujer no musulmana (los hijos serán musulmanes), pero no a la inversa. Este asunto no lo tengo muy claro, así que cogedlo “con pinzas”….

Existe una parte del clero progresista, aunque es minoritaria, en torno al 2 %, que apoya la igualdad entre hombres y mujeres, incluso el islam secularizado.

La mujer tiene un papel fundamental en la sociedad, como esposa y madre, tanto para cuidar como para educar, y por ello son protegidas (el marido tiene obligación de mantener a la familia), pero también vigiladas y controladas.

Respecto a la educación, en la actualidad más del 6o% de los universitarios son mujeres. Las mujeres pueden elegir dónde quieren estudiar y también qué carrera estudiar, incluso Teología (hay unas pocas carreras que tienen prohibido, cada vez menos, como algún tipo de ingeniería). Sin embargo, hay profesiones que no pueden ser ejercidas por mujeres, como Presidente de la República o Juez. Hoy en día hay mujeres en todos los demás ámbitos de la sociedad, también en el Gobierno.

Como muchas de ellas deben trasladarse a una universidad fuera de la zona donde residen, para trasladarse deben tener un permiso para viajar firmado por su padre, marido, hermano o algún miembro masculino de su familia.

La ley obliga a que las mujeres lleven velo en lugares públicos. Sin embargo, en el ámbito privado hay muchas diferencias de unas familias a otras, pudiendo llevar o no velo delante de una persona que no pertenece a su familia.

En relación con los movimientos feministas y debido a que muchas mujeres han accedido a altos niveles de educación, cada vez están más preparadas para defender sus derechos basándose en interpretaciones del Corán distintas de las que hasta ahora se han utilizado, siempre por hombres.

Las mujeres de los movimientos feministas están en contra de la poligamia y de los matrimonios temporales.

Actualmente se está llevando a cabo una campaña de recogida de 1.000.000 de firmas para cambiar las leyes islámistas de Irán. Esta campaña es más conocida fuera del país que dentro.

La ponente recomendó ver un video colgado en you tube sobre la entrevista a una feminista iraní, premio Olof Palmer 2003 (no tomé nota de su nombre).

soy o no feminista?

Posted in feminismo by isa1313 on diciembre 22, 2007

He leído un artículo de El País (12-12-07) titulado “Hombres contra el macho”, donde Erick Pescador, sociólogo, experto en sexología y en estudios de género y masculinidad, dice que el feminismo es la lucha por la igualdad.

355069660_2c39cd4fbc1.jpg  

Foto cedida por Daquella Manera

Me he preguntado muchas veces si soy o no feminista, siempre he tenido cierta a tendencia a decir que sí, pero aún mayor tendencia a decir que no, por una parte, porque no me gusta etiquetarme y, por otra,  porque nunca he entendido exáctamente qué se entiende por feminismo. Si feminismo es luchar por la igualdad, soy 100% feminista.

Me parece interesante lo que está planteando este sociólogo, que dice básicamente que ya se está produciendo un cambio social, pero que falta un cambio ideológico.

Muchos hombres (yo añado, y mujeres) defienden la igualdad, pero luego no actúan en consecuencia. Hasta ahora, los cambios operados en igualdad han ido a remolque de las demandas de las mujeres, ellos se adaptaban a lo que ellas iban reclamando. Pero este sociólogo cree que el cambio total no parte sólo de la demanda, hay que incorporar el sentimiento de esa desigualdad, hay que hacer sentir a los hombres la injusticia existente, poniéndose en el papel de las mujeres (empatía), que tienen muchas veces una tercera jornada (yo no había oído hablar de ésto aún), la de la casa, la del trabajo fuera de casa y la de la ocupación mental (saber si hay que ir al médico, qué hay que comprar en el super, hablar con los tutores de los niños…, asuntos de los que se ocupan habitualmente las madres y no los padres).

Este sociólogo plantea que el debate del siglo XXI debe cambiar de foco. Los roles están siendo también fatales para los hombres. Sin igualdad perdemos todos.

Se ha avanzado mucho en igualdad, pero perduran los estereotipos de género, que se perpetúan generación a generación.

Ya hay muchos hombres actualmente que están luchando contra el estereotipo de masculinidad, que también supone un lastre para ellos (necesidad de tener un buen trabajo, ganar mucho dinero, no mostrar ni debilidad ni los sentimientos, no hacer peticiones …).

Los hombres tienen también que conquistar esos derechos que se les negaba por imposiciones de género. Una masculinidad libre tiene que ver con la democracia, con la libertad individual, con sentirse seguros sin tener que interpretar el papel de hombre exitoso e infalible, está relacionada con el hombre que se acerca a los afectos y a los cuidados.

Yo siempre he peleado por la igualdad, en todos los sentidos (género, raza, status social, religión, educación etc..) y creo ferviéntemente en que todos somos iguales. Yo sé que pienso así porque en mi casa me inculcaron este valor, pero también tengo que decir que tanto mi padre como mi madre fueron evolucionando, ya que su punto de partida era en principio machista. Sin embargo, tanto uno como el otro jugaban todos los roles, que yo creo no son ni de hombre ni de mujer, sino de persona, y en el caso de los padres, de éso, de padres (sin distinción de género).

Creo que la evolución social es un trabajo de todos, y que todos podemos poner nuestro granito de arena en la consecución de la igualdad, cada día y con cada persona con la que nos relacionemos.