ideando

la vida es una caja de sorpresas

Posted in el sentido de la vida by isa1313 on septiembre 20, 2009

Imagen 004

 

 

 

 

 

 

 En este ir y venir de la vida y en esta búsqueda incesante de mi sitio en el mundo, resulta que desde hace unos meses seguí el consejo de mi amigo Alberto, “deja que la vida vaya pasando”, lo que quería decir es que dejara de buscar permanentemente y de estar en lucha continua con la vida.

Pues le hice algo de caso y he intentado seguir el ritmo de la vida, observar lo que pasa, elegir entre lo que va apareciendo y aprovechar los momentos que surgen sin darte apenas cuenta.

Este verano he estado haciendo de ermitaña en el pueblo de mis padres, Ausejo, en La Rioja. He pasado un montón de días sin hacer nada, mirando hacia la naturaleza, disfrutando de la compañía de personas con las que no suelo estar habitualmente, parte de mi familia, parte de gente que apenas conozco y con las que sin saber por qué conectas y empiezas una conversación, con mayor o menor profundidad, pero que te hace sentir bien … Lo que conseguí durante esos días fué parar, frenar de alguna manera el ritmo que me imponía yo misma, ando intentando incorporar a mi vida la filosofía del “slow movement”, dar a cada cosa el tiempo que requiere y aplicar el ritmo que necesita, cuando se requiere un ritmo fuerte poner la energía necesaria, pero cuando no, disfrutar de cada momento con lentitud, comer sin leer nada o sin ver la tele, leer un libro despacio, dar un paseo escuchando el sonido de la naturaleza, escuchar dedicando a cada persona el tiempo que necesita y, también, dejar de hacer cosas que no son necesarias o que no me sientan bien.

Y una de las cosas que me está ocurriendo es que van apareciendo personas muy interesantes en mi vida, casi sin darme cuenta, personas que ya habían estado antes y que han reaparecido, o personas con la que tenía contacto, por ejemplo profesional, con las que te encuentras casualmente y te das cuenta que tienes mucho más de lo que creías en común y, además que el interés es mutuo.

Y la última persona que ha reaparecido es alguien que apenas conozco, pero que me encanta, es Txema, que aparece el otro día por mi trabajo a invitarme a una fiesta que iban a celebrar él, su mujer y otros dos amigos en su casa, el agroturismo Goikuri sobre el que escribí un artículo el año pasado, muy recomendable, por cierto.

Vaya sorpresa ¡¡¡, la verdad es que desde el primer momento decidí que iba a ir, y ayer fué la fiesta, estuvo genial, el ambiente era mágico, en un pueblecito de Alava, Murua, de noche, con una bastante buena temperatura, para lo esperado, con velas, cervezas, y montón de amigos, con actuaciones de teatro, El circo pobre, berzolaris (no sé si se escribe así), una chica que hacía un monólogo muy divertido, un chico que tocaba la guitarra y cantaba canciones cubanas y no cubanas y un grupo rockero, la mayoría de ellos eran sus amigos y, según me dijo Txema, mucha de la gente que estuvo allí eran del mundo de la farándula, aunque había todo tipo de gente, todos muy agradables. Yo fuí con Marije, una amiga con quien me gusta compartir mi vida, aunque no tenemos muchas oportunidades, lo pasamos genial.

Gracias Txema por invitarnos, me encanta que estés por mi vida y espero que compartamos muchos momentos juntos.

La vida es una caja de sorpresas y éso es lo que más me atrae, nunca sabes qué va a pasar a continuación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: